La filosofía de aprendizaje de iCRA

La filosofía de aprendizaje de iCRA

Los servicios de iCRA están diseñados para estimular un aprendizaje que se basa en lo que los participantes ya saben y hacen. Nuestra capacitación ofrece amplio espacio para la reflexión y la experimentación con nuevas ideas y prácticas.

Todos los servicios de iCRA se basan en métodos de aprendizaje participativos y experienciales, con el "Ciclo de aprendizaje de Kolb" (ilustrado en la figura de abajo) como fundamento. El objetivo de utilizar estos métodos es estimular una cultura de aprendizaje en las organizaciones y en los individuos.

 


 

La forma en que iCRA diseña sus servicios depende de las necesidades inmediatas. ¿Requieren los profesionales participantes capacitación o coaching? Serán ellos mismos capacitadores, facilitadores o coaches? Estos tipos de matices determinan el diseño de nuestros servicios de fortalecimiento de capacidades y la forma en que incluimos:

Talleres de capacitación

Los talleres de capacitación ayudan a los clientes a comprender y practicar habilidades específicas. Una de las habilidades clave en la que se centra iCRA es la facilitación. Facilitación significa literalmente "hacer las cosas fáciles" ("Facile", en francés o en latín, y “Fácil”, en español). Un facilitador no tiene una actitud de saberlo todo sobre un tema, pero ayuda a una individuo o a un equipo a encontrar soluciones a partir de lo que ya sabe. En un entorno organizacional, un facilitador ayuda a los individuos a identificar y lograr sus objetivo,s guiándolos a través de procesos para observar y analizar, planificar, actuar, reflexionar y aprender.

"Facilitación significa literalmente "hacer las cosas fáciles"

Facilitar reuniones o procesos no es fácil para la mayoría de los individuos. Especialmente cuando se necesita tratar con diferentes tipos de individuos u organizaciones. Para hacer esto de manera eficazmente, ayuda obtener un mejor entendimiento de los procesos de interacción social e incluso de los problemas psicológicos que ocurren en segundo plano. Ser más (auto) consciente de cómo funcionan los individuos en grupos y tener un mejor entendimiento sobre los diversos comportamientos que pueden surgir en la configuración de un grupo, ayuda a facilitar una reunión (y procesos de grupo) de manera más eficaz. 

Coaching de facilitadores 

A pocos profesionales agrícolas se les "enseña" específicamente cómo facilitar procesos que involucren a varios actores, como parte de su desarrollo profesional. De hecho, la capacidad de facilitar la interacción entre múltiples actores en alianzas y redes, solo puede desarrollarse a través de la experiencia. Para lograr alianzas más eficaces, los facilitadores requieren competencias diversas y complementarias que se desarrollan y fortalecen mejor mediante un "aprendizaje práctico" interactivo, en el campo de trabajo, con los actores mismos. Un coaching bien diseñado para facilitadores puede acelerar su curva de aprendizaje y mejorar su eficacia. 

Un coaching bien diseñado puede mejorar enormemente la eficacia de facilitadores

Coaching consiste en apoyar una alianza, una organización o individuos para lograr un objetivo específico acordado, combinando una capacitación específica en nuevos conocimientos y habilidades, con un seguimiento guiado, apoyo y tutoría, a medida que se ponen en práctica las nuevas habilidades. Coaching, por lo tanto, va más allá de una simple formación. El coaching de facilitadores de iCRA se centra en las habilidades interpersonales necesarias para facilitar alianzas; tales como: escuchar, comunicar, capacidad empática; las habilidades necesarias para coordinar y colaborar, reflexionar y aprender, analizar y resolver problemas en respuesta a contextos cambiantes, negociar o participar en procesos políticos y estratégicos.

ICRA aplica principios de aprendizaje experiencial en todos sus servicios


Los participantes deben estar facultados para apropiarse de los procesos de aprendizaje e innovación en los que están involucrados. La facilitación debe basarse en lo que los individuos ya saben y quieren aprender.

Aprender (a innovar) es un proceso social interactivo. El proceso de aprendizaje debe dar espacio a los participantes para que aprendan unos de otros, trabajen en grupos y estimulen el debate.

El aprendizaje es un proceso activo, basado en el descubrimiento y la experiencia. Este aprendizaje se logra a través de ciclos iterativos de aprendizaje de nuevos conceptos, reflexión, planificación y acción (poniendo en práctica nuevas ideas y habilidades) y más reflexión para consolidar el aprendizaje. 

Los procesos de aprendizaje deben ser a la medida para estimular innovación. Idealmente, los enfoques de aprendizaje combinan experiencias prácticas de campo con "talleres de aprendizaje" estructurados. Estos motivan a los participantes a mejorar sus prácticas a través de nuevos relevantes conocimientos (conceptos), habilidades actualizadas (formas de hacer las cosas) y actitudes inspiradoras (maneras de comportarse).

Usted está aquí